Locales | Sociales 17/08/2019  19:20 hs.

Con una excelente convocatoria se llevó a cabo el Desafío Code Jam 2019

 

El jueves 15 se llevó a cabo una nueva edición del Desafío Code Jam, un encuentro de programación organizado de forma conjunta entre la Escuela ProA Técnica y UTN San Francisco.


Las actividades tuvieron lugar en doble turno, en el salón de actos y en el comedor universitario.

El encuentro, que cuadruplicó la convocatoria de la última edición, contó con la presencia de 200 estudiantes secundarios y universitarios de diversas instituciones de la ciudad y la región.

Por la mañana se realizó un sencillo acto de apertura, con la presencia del vicedecano, Ingeniero Gabriel Cerutti, la coordinadora general de las Escuelas ProA, Lic. Gabriela Peretti, la coordinadora de sede de la Escuela ProA Técnica, profesora Alicia Ferreyra junto al docente de dicho establecimiento, profesor Pablo Abratte, y el director general de Desarrollo Económico, Social y Educativo, Andrés Manías.

Tras las palabras de bienvenida, se dictaron dos charlas a cargo de dos graduados de nuestra Facultad. Por un lado, el Ing. Nicolás Bortolotti disertó desde Londres, a través de una videoconferencia, sobre Google y Tendencias para Desarrolladores. Y por el otro, la Ing. Micaela Mulassano habló sobre Aplicaciones Prácticas con Phyton.

Luego del almuerzo dio comienzo en Desafío Code Jam propiamente dicho que finalizó con la entrega de reconocimientos a los participantes. En ese momento estuvo presente el Decano, Ingeniero Alberto Toloza, la Dra. Claudia Maine, concejala y coordinadora de la Mesa de Articulación de Educación Provincia – Municipio, la coordinadora de sede de la Escuela ProA Técnica, profesora Alicia Ferreyra, junto a otras autoridades de ambas instituciones.

Al culminar la actividad, el vicedecano de UTN San Francisco, Ing. Gabriel Cerutti, manifestó su dicha con la concreción del evento y manifestó: “Uno se va con una enorme satisfacción, porque el objetivo que habíamos planteado inicialmente se cumplió, que era generar desafíos, y que en definitiva sirviera como excusa para que jóvenes se pudieran acercar a facultad, y que mediante la resolución de una serie de problemas, se animaran a indagar este mundo tan maravilloso que es la programación, y que tiene tanto por recorrer”.

“La idea es que puedan darle continuidad en lo cotidiano, con sus profesores, o con sus actividades particulares, en definitiva, seguir contribuyendo para potenciar un sector de servicio basado en el conocimiento que más que futuro es presente en nuestro país”, añadió Cerutti.

Respecto al trabajo en conjunto con la Escuela ProA, el vicedecano expresó: “Ya hemos tenido algunas experiencias de trabajo en conjunto. Y eso nos ha alentado a propiciar eventos de estas características. No tengo dudas de que el resultado del evento de hoy va a ser un insumo importante para seguir trabajando y también hacerlo extensivo a otras instituciones, porque además de las escuelas ProA aquí hemos tenido otras instituciones de nivel secundario que se han acercado a participar”.

Acto seguido sumó: “Seguramente el año próximo este espacio nos va a quedar chico y va a significar que los mismos jóvenes y docentes que han participado terminen transmitiendo esa experiencia y ese ánimo por participar y por poder aprovecharlo”.

A su turno la profesora Alicia Ferreyra, coordinadora de sede de la Escuela ProA Técnica, afirmó que el evento fue una experiencia “sumamente positiva” y destacó el trabajo organizado y en equipo de UTN y la Escuela ProA así como el compromiso por parte de los participantes. “Se los notó muy atentos, pensando y trabajando de manera concentrada. Fue un poco traer lo que todos los días tienen en el aula pero hacerlo de otra manera, a manera de taller”, dijo.

En tanto, añadió: “Estuve buscando opiniones de todos los participantes, no solo de estudiantes secundarios, sino también de universitarios, y me estuvieron dando algunas ideas sobre qué se podría agregar para enriquecer un poco la jornada para el próximo año”.

Sobre el final Pablo Abrate, docente de la Escuela ProA Técnica, se mostró “satisfecho” por el encuentro y sostuvo: “Sigo sin poder creer la magnitud de este proyecto que logramos. Si tengo que hacer una evaluación de la jornada la hago desde mi lugar de docente. Lo que vi hoy es algo maravilloso, porque vi mucha gente totalmente involucrada con ejercicios de lectura, de pensamiento, de resolución de problemas de programación, de uso de tecnologías, vi chicos realmente metidos, involucrados, muchísimo más de lo que los veo en clase. Vi gente, que quizá en el aula no está tan motivada, totalmente abocada con los problemas, vi compañeros ayudándose entre ellos, vi profesores involucrados en procesos”.

Y concluyó: “La verdad que estoy tremendamente satisfecho, porque nuestra expectativa para este evento era duplicar la cantidad de participantes del año pasado y esa cantidad la cuadruplicamos. Hubo además muchísimas otras instituciones que años anteriores no participaron. Quiere decir que con toda esta actividad que pudimos lograr hoy, fuimos abarcando a más gente, más instituciones, hoy tenemos la plena seguridad de que se fue muy contenta y va a contagiar esto que hoy ocurrió acá. Es increíble, todavía no lo puedo creer, con una emoción, una felicidad inmensa. No puedo parar de pensar en cómo vamos a hacer el año que viene para profundizar este efecto y llegar a mayor cantidad de gente”.