Internacionales | Sociales 14/05/2019  12:42 hs.

Conmoción: le tiraron una feta de queso en la cara y murió por ser alérgico

 

La Justicia calificó de “infantil e irreflexivo” el gesto de un niño de tirar una feta de queso a otro de 13 años que era alérgico. ¡Enterate los detalles del impactante e insólito caso!


Karanbir Cheema, un nene de 13 años, murió luego de haber sufrido una grave reacción alérgica en su colegio del oeste de Londres, Inglaterra, cuando un compañero le tiró una feta de queso en la cara para realizar el reto viral de Cheese Challenge o, en castellano, el desafío del queso.

El caso del queso en la cara del pequeño alérgico tuvo lugar en junio de 2017 en la escuela William Perkin, en Greenford, pero volvió a ser noticia ahora cuando la Justicia se enteró del lamentable episodio y lo calificó de “infantil e irreflexivo”.

El niño, de 13 años, padecía severas alergias al trigo, gluten, huevo, lácteos y nueces, y sus compañeros de curso sabían sobre su condición. Aunque, en medio de la investigación, trascendió que ellos pensaban que podían provocarle un sarpullido pero no que lo podían matar.

La jueza forense Mary Hassell fue quien calificó de “infantil” y “simplemente no estaba pensando” a la actitud que tomó el adolescente cuando sacó la feta de queso del sandwich y se la arrojó a su amigo.

El chico lanzó una feta de queso en la cara de Cheema y le provocó una reacción “sin precedente”. A los pocos minutos, empezó a tener dificultad para respirar y se rascaba excesivamente la piel.

“Se quitó la camisa, gritó y corrió por la habitación en pánico. No podía respirar”, detalló la jueza forense.

Tiempo después, el nene padeció un paro cardíaco y fue trasladado al hospital. Sin embargo, la falta de oxígeno le generó una lesión cerebral grave y falleció dos semanas más tarde.

“Pese a lo que le pasó a mi hijo, creo que esto ayudaría a muchos niños. Ojalá las escuelas, las instituciones, el hospital y los paramédicos se dieran cuenta de la gravedad de las alergias”, expresó la madre de Karanbir, Rina Cheema, en diálogo con The Independent.

Por su parte, Adam Fox, un pediatra especialista en alergias del Hospital de Niños Evelina de Londres, señaló ante la Corte que las reacciones graves por el contacto de piel son “muy poco frecuentes” y que “no tenía conocimiento de ningún otro caso fatal”. Por último, agregó que era un caso “extraordinariamente inusual”.

Fuente: TN