Locales | Sociales 13/02/2019  11:53 hs.

Dolor, y agradecimiento… "a ponerle onda y recuperarme"

 

Tras un robo sufrido en su vivienda en donde funciona también el Merendero Rinconcito de Luz, pasados los días Mary Benavidez en la tarde de ayer mientras se conducía en motocicleta junto a su hija da con un cable de EPEC el cual se enreda en su cuello. 





El cable estaba colgado en lo alto, pero al ser tocado por un empleado cae en el momento en que Mary circulaba dirigiéndose en búsqueda de una bolsa de papas para realizar la comida a los niños asistentes del merendero. 

Ella continúa durante 30 metros hasta poder detener la marcha mientras intenta con su mano detener la presión que le estaba ejerciendo el cable, el cual a su vez, la estaba quemando. 

“El texto completo expuesto públicamente: 

“Quiero agradecer a toda la gente que me llamó, me auxilió, que se llegó al Merendero Rinconcito De Luz a ver cómo estoy, les cuento estoy muy dolorida, no puedo caminar por el gran dolor que tengo en la pierna. Me duele mucho el cuello y la mano, estuve 4 horas en el hospital con calmantes, ahora tengo que cuidarme mucho del calor , del sol por lo menos ya estoy en mi casa, y agradecida porque mi hija no se hizo nada solo se asustó al verme a mi toda lastimada. Gracias a ponerle onda y recuperarme”. 

Por otra parte, hace pública la necesidad de la crema "Platsul" la cual le servirá para curar las heridas de las quemaduras, como así también todo aquel que tenga verduras las pueda alcanzar a Enriqueta Amalvy 1806 para corrobar que las actividades continúan pese a su estado de salud y qué es lo que necesita.