Locales | Educacionales 12/10/2017  19 hs.

El CUSF en su laberinto

 

Por: Daniel Pastore

Si la inscripción para el ciclo lectivo 2018 del CUSF no se abre de inmediato, su continuidad entra en un camino cuyo final, a corto plazo, es la extinción.


Nuevamente la apertura de inscripciones para las cohortes del año 2018 está en serias dudas.
Sucedió lo mismo en 2016 para el año en curso y en aquel momento se logró salvar con un convenio en el cual el municipio garantizaba financiamiento para las mismas, el cual, finalmente, no debió usarse porque el dinero apareció en el presupuesto de la Universidad Nacional de Villa María, de la cual el CUSF depende.

Este año el problema se reitera, agravado por lo avanzado de los tiempos.

No son pocos los potenciales alumnos de San Francisco y de la Región que están decidiendo su futuro y, aquellos que tienen la posibilidad material de elegir otros destinos, ante tanta incertidumbre, ya lo están haciendo. En ese sentido, un fuerte daño al potencial del CUSF ya fue provocado.

El intríngulis tiene como principales actores a la UNVM y al Ministerio de Educación de la Nación.

Negretti, Rector de la UNVM dijo en varias ocasiones que recibió la instrucción informal de no habilitar la inscripción en San Francisco ante el planteo que éste realizaba de falta de financiamiento específico para llevar adelante esa acción, allá por julio de este año, cuando todas las universidades convocaron a los futuros alumnos.

Esa decisión es solo para San Francisco, porque centro similares de otros puntos de la provincia sí fueron habilitados y transcurren esta etapa con normalidad.

Desde el gobierno nacional dicen que no es un tema presupuestario sino que se tiene que discutir el perfil de las carreras que se deben dar en San Francisco.

La verdad que esa es una discusión válida, pero completamente extemporánea. Empezar a discutir en octubre qué carreras abrir es una manera elegante de decir que no se abrirán.

Si existe voluntad de darle continuidad del CUSF, se deben habilitar las cohortes del 2018 en las tres carreras que se cursan y durante el año entrante plantear esa discusión y tomar decisiones en tiempo y forma.

Salvo en el marco de una política de restricción de posibilidades de acceso a carreras universitarias, no se entiende lo que está sucediendo en el CUSF cuando está acreditada la potencialidad de San Francisco como centro educativo universitario por la cantidad de jóvenes que cursan, unos 1000, y que cursarían en el futuro estas y otras carreras.

Si esa política restrictiva está en ejecución, debería ser explicitada, cosa que no sucede, por el contrario, se niega.

De hecho, otras Universidades, como la Nacional de Córdoba, están llevando adelante políticas de expansión territorial en acuerdo con la Municipalidad de Córdoba, por ejemplo, a través de los que llaman Universidades populares.

No parece justo que San Francisco sea prácticamente la única víctima de decisiones académicas o presupuestarias, que en los hechos signifiquen que en 2018 no se inscriban nuevos alumnos.

Queremos pensar que el tema se solucionará de inmediato.

De hecho, si hubiera una acción coordinada de los actores políticos y académicos involucrados, esa decisión no debería tardar más que unos días.

También debería generar una fuerte reacción social de las instituciones de la ciudad. Algo de eso está sucediendo con el abrazo que se realizó este jueves, pero luce tímido, escaso.

El intendente municipal está haciendo gestiones en Buenos Aires y está bien, pero nos gustaría verlo más acompañado por todos los sectores políticos y sociales de la ciudad.

Contar con el acceso a carreras universitarias gratuitas en la ciudad es un hecho de justicia social, de igualdad de acceso a la educación patentizado en la estadística que indica que el 70% de sus alumnos, de recibirse, serán los primeros universitarios de sus familias.

La relevancia regional del CUSF también está comprobada en el hecho de que más del 50% de sus alumnos son de la región.

La importancia económica de mantener a San Francisco como un centro de irradiación cultural y educativa queda demostrada en los cientos de departamentos que se alquilan y en el movimiento económico que los estudiantes generan.

No es un tema menor. Es un tema de fondo. Es un tema estratégico.

Necesitamos dar la noticia de que la situación se regularizó y de forma inmediata.

Luego, cada uno evaluará a quién darle el rédito político, si es que el tema importa de cara a la futuras elecciones.

A la luz de la trascendencia del CUSF para la ciudad, la verdad, ese parece ser un tema menor.

El Centro Universitario está en un laberinto, el camino para salir de él es la movilización social para que los funcionarios tomen la decisión acertada y justa que no es otra que garantizar su continuidad.







Enviar Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.



Comentarios (1)
Roberto dijo:
El laberinto empezó en el momento que el trasnochado intendente y algunos acólitos vieron la demagógica posibilidad de traer otra carrera de Contador Público y dos cuasi terciarios con pompa. Sin ver ni analizar estrategias ni planificaciones. Y posibilidades financieras. Por no decir oportunismo político (como casi siempre). Quedar bien.
12 de Octubre, 2017 - 20:56:40




Encuesta
¿Cómo es tu situación económica con respecto al año pasado?
Mejor
Peor
Igual

Resultados