Provinciales | Sociales 29/09/2018  16:30 hs.

El niño que devolvió $25 mil fue homenajeado por su honestidad

 

Agustín encontró una billetera con mucho dinero y no descansó hasta dar con su dueño y devolverla. Tras el gesto, fue reconocido en La Carlota.


Agustín Bautista, un niño de nueve años, oriundo de La Carlota, fue reconocido por la Policía Departamental por el gesto de honestidad que tuvo cuando, tras encontrar una billetera con $ 25 mil, no descansó hasta dar con su dueño y devolverla.

Proveniente de una familia humilde y numerosa, el niño dio una lección de humildad y honestidad absolutas. Sus padres y hermanos, orgullosos, lo acompañaron en un acto que se realizó en el salón de usos múltiples del centro educativo María Teresa Bedoni, donde el pequeño cursa el cuarto grado, reportó El Puntal.

La emoción estuvo a flor de piel en todos los que compartieron este momento con Agustín. Allí lo esperaban su maestra, Estela Langone; sus compañeritos y autoridades de la Policía Departamental.

Recibido como un héroe, el pequeño miraba con asombro todo lo que transcurría a su alrededor. Pero su gran emoción y mejor gratificación fue recibir como regalo por parte de la Policía una flamante bicicleta para poder llegar a la escuela sin tener que atravesar la ciudad a pie.

Además recibió de regalo pelotas, botines y otros obsequios. También, una ayuda económica de $ 15 mil gestionados por la Capellanía del Departamento Juárez Celman, dinero que la mamá del pequeño utilizará para comprarse una cocina industrial y cocinar allí tortas fritas y pan casero que luego vende en La Carlota.

Con la voz quebrada, la maestra Estela Langone, quien fue la encargada de hacer conocer el gesto de su alumno, dijo en declaraciones a El Puntal: “El Día del Maestro la mamá de Agustín y él me mandan un audio para saludarme. Después me comenta lo que había pasado. Me pareció que era la actitud que había que destacar y que se tenía que hacer conocer porque es una luz de esperanza. Si bien debería ser un gesto normal que la gente obre así, tristemente no pasa”, reflexionó la maestra, quien cuando Agustín juró la bandera fue la encargada de comprarle un par de zapatillas para el acto.

Langone consideró que el gesto del pequeño debía ser reconocido para que otros se contagien. “Es un nene bueno, sencillo, compañero, se esmera por hacer sus tareas. Le gusta mucho jugar al fútbol, por ahí tengo que salir a buscarlo”, relató la orgullosa maestra.

Fuente: LaNuevaMañana







Enviar Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.



Comentarios