Provinciales | Sociales 10/08/2018  17:00 hs.

Padre e hijo estaban distanciados y se reconciliaron en la cancha de Instituto

 

Instituto celebraba sus 100 años de vida y al estadio acudieron más de 15000 personas, entre ellos un padre Marcelo y su hijo Ayrton que estaban peleados pero su amor por “la gloria” hizo olvidar todo, increíble pero real.


En medio de los festejos, padre e hijo se encontraron en la popular Sur y la emoción los invadió a ambos y los llevó a limar diferencias. Una pequeña y gloriosa historia que no será olvidada.

La popular Sur era un mundo de gente albiroja que deliran en el festejo de los 100 años. Es una noche de cancha, aunque no haya ningún partido .Y ahí, en el medio de la multitud, hay dos personas que se reconocen y hay un lazo roto que se vuelve a unir.

Entonces, padre e hijo, hijo y padre, se miran y se reconocen entre la gente y por un momento todo queda en el pasado, las diferencias, los enojos, la distancia, el silencio. Se abrazan y se reconcilian, mientras la gente no se da cuenta de lo que estaba sucediendo.

El amor de padre e hijo supera todo, en una noche especial que nunca será olvidada por los hinchas de Instituto, los protagonistas terminaron siendo Marcelo y Ayrton que vivieron un momento único.

“Estoy emocionado. Estoy que no paro de llorar. Estoy totalmente "shokeado". No puedo creer estar acá, con mi viejo, el mentor de todo esto, el que me enseñó todo sobre esta camiseta, defender los colores hasta que me muera, sin importar lo que pase. Siempre estar, siempre. Pasamos muchas cosas. Muchas diferencias. Mucho todo. Pero gracias viejo, gracias viejo. Estoy sentado, en el escalón de la popular que le da vida a mi vida. No puedo escribir más. Gracias viejo, gracias INSTITUTO QUERIDO, GRACIAS POR LAS EMOCIONES Y TODAS LAS SENSACIONES QUE NOS HICISTE PASAR. Agradecimiento puro, no puedo escribir más. Estas lágrimas son para vos viejo y por mi gloria querida, la gloria de mi vida“escribió Ayrton en su Facebook, junto a la foto con su papá Marcelo.







Enviar Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.



Comentarios