Locales | Sociales 24/04/2019  09:45 hs.

Situación desesperada de una joven de 21 años en estado vegetativo

 

Micaela tiene 21 años y se encuentra en estado vegetativo por una enfermedad desconocida, internada en el Hospital J. B. Iturraspe. Su familia espera respuestas y ayuda para las numerosas necesidades.


Una joven madre, de 21 años, se encuentra internada en el Hospital J. B. Iturraspe en estado vegetativo, situación a la cual llegó por motivos desconocidos.

Micaela empezó con un cuadro de fiebre alta en la localidad de La Francia, lugar de donde es oriunda. Allí tuvo su primera atención médica, pero luego de varios días y al no poder resolverle el problema, fue derivada a la localidad de Arroyito, en busca de una atención más compleja.

En la ciudad de Arroyito fue atendida e internada en el Hospital Municipal, pero la fiebre no solo no bajó, sino que su cuadro fue empeorando día a día hasta llegar el punto que corra peligro su vida.

Ante este panorama desesperante, la joven madre de un niño de un año de edad fue derivada al Hospital J. B. Iturraspe. Su familia denuncia que el traslado se realizó en una unidad que no estaba preparada, y que ni siquiera recibió oxígeno, lo que habría agravado el cuadro médico.

Pasaron ya casi tres meses desde que comenzó esta historia, y el resultado es que Micaela se encuentra en estado vegetativo y aún los profesionales desconocen los motivos o enfermedad que llevaron a la mujer a esta situación dramática.

Desde su entorno sospechan que existió una mala atención en primera instancia y que su cuadro se fue agravando por desidia y desatención. Todavía esperan que alguien le explique las causas que originaron este desenlace.

En la actualidad el cuadro es todavía mas complicado, su marido, Nicolás, se encuentra solo en nuestra ciudad cuidando a su esposa, la cual recibió el alta médico pero no puede dejar el centro de salud, dado que necesita una aparatología especial para alimentarse que tiene un costo superior a los 60.000 pesos y que la familia no puede adquirir, al igual que la comida que se suministra por medio del mismo, que tiene un alto costo.

Gran parte de la ayuda que recibe la familia es por medio de la organización Paso a Paso, que no solo contiene y ayuda al marido de esta mujer, sino que se aboca a conseguir soluciones.

Están pidiendo que se le practique otra tomografía a la mujer para conocer el daño que tiene en el cerebro y que se la traslade a Córdoba para tener otra opinión profesional del cuadro de salud que enfrenta, algo que por el momento le estarían negando.

Las próximas horas serán vitales para que alguien se acerque y pueda ayudar a esta familia que está desesperada, y que mínimamente le puedan informar los motivos que llevaron a esta joven mujer a estar en una situación casi irreversible. A pesar que responde a algunos estímulos como las caricias, o abrir sus ojos, su cuadro no le permite reconocer ni hablar ni valerse por si misma bajo ningún aspecto.

Fuente: El Tiempo