Provinciales | Vecinales 13/08/2019  18:28 hs.

Tinta y pasión, en los genes

 

Esta es la historia de Guillermo e Igor Pokaluk, padre e hijo.


Residen en Villa Rumipal, provincia de Córdoba y llegaron este fin de semana a la primer ExpoTattoo realizada en el Superdomo bajo el nombre de su lugar: Infierno_Tatuajes.
Guillermo, el padre, indicó que “en el año 1994 comenzó a tatuar” cuando tenía alrededor de dieciséis años.

“Después de unos cuantos años vino Igor, que cada vez que dibujaba él estaba al lado mío dibujando, mirando y ahora lo tengo como aprendiz y sigue con este camino. Ahora estamos acá para que se llene de otra energía, aparte de la mía, la de colegas que él está observando”, expresó.

          
 
En tanto Igor, observando cómo su padre dibujaba sobre la pierna de un vecino que ya se había tatuado con él diez años atrás, expresó que “hace de todo un poco; porque de cada estilo saca algo”. “Voy tratando de crear algo en base a otras cosas, pero lo que más me gusta son los estilos dark y las calaveras”.

“Ahora voy haciendo dibujos en papel o de manera digital; tatúo lo que la gente me pide, sobre todo cosas chicas, y también hice algunas cosas grandes”, expresó. Para finalizar diciendo: “Mi viejo está siempre atrás mío para acompañarme y guiarme”.