Locales | Sociales 11/06/2019  17:49 hs.

Una forma poderosa de afrontar la realidad

 

En el marco de una feria popular llevada adelante por La Garganta Poderosa, Radiocanal dialogó con miembros de la Asamblea de La Poderosa San Francisco.


- ¿Qué es “La Poderosa”?

Es una organización políticamente a-partidaria, integrada por militantes anónimos y voluntarios, que busca generar la formación de espacios en los barrios populares, en los barrios marginalizados, en los barrios postergados, para transformar, conjuntamente con el barrio, nuestra realidad.

Es un proceso necesariamente colectivo. La Poderosa es una red de asambleas, una forma diferente de leer la realidad, y apostar a por ella, utilizando para ese fin diversas bases y herramientas que han sido consensuados como los cimientos de la organización. Así, el anonimato, el a-partidarismo político, la autogestión, la educación popular, la economía popular, la comunicación popular, feminismo barrial, entre otros; han sido y son los cimientos y columnas que sostienen y guían el accionar de esta organización.

La Poderosa apuesta a la realización de actividades que, a la vez que sirvan para que el presente de las personas del barrio pueda ser un poco menos duro, también generen procesos colectivos de toma de conciencia crítica de nuestra situación “frente a la realidad”, de nuestra posición “en la realidad”, para ir decidiendo juntas y juntos, en las reuniones y asambleas semanales que hacemos, como podemos ir haciendo transformaciones de esa realidad, que generalmente es desfavorable, es cruel, es dolorosa y no va nunca de la mano con las necesidades a las que tendría que acceder una comunidad para poder desarrollarse en ambientes material y emocionalmente sanos.




En San Francisco, la Asamblea de La Poderosa surgió en el barrio La Milka. Tenemos 6 meses de vida, y hace unos 3 meses que el barrio nos permitió entrar en él. Allí vamos construyendo, desde todas aquellas bases y estrategias mencionadas, en la medida de nuestros tiempos y posibilidades. A paso firme.

- Cuándo dicen “nosotros”, ¿a qué refieren?

Este nosotros abarca tanto a las personas que no viven en los barrios en donde La Poderosa tiene su espacio pero militan en la organización,  como a las personas que si son habitantes del barrio.

En esa interpretación y apuesta de transformación de la realidad, es profundamente necesario que estén involucrados, como actores sociales indispensables, las personas del barrio en cuestión. Sino La Poderosa sería como un cuerpo humano pero sin voz, sin brazos, sin piernas y sin la conciencia de la necesidad de la propia salida a las situaciones de opresión.  Por estas razones es que, por ejemplo, La Poderosa no hace política partidaria ni se involucra en procesos que tengan que ver con ello, lo que no implica demonizar a la política partidaria, ni repudiarla.

La Poderosa no es a-política (lo que por otro lado sería imposible), es a-partidaria.

Se trata de una consecuencia lógica del trabajo al cual apuesta la organización: Si lo que buscamos es afianzarnos en un proceso desde las bases, que implique un verdadero entendimiento de la situación en la que estamos inmersos y una decisión muy profunda de saber que es posible interactuar en con esa realidad, en esa realidad, y realizar transformaciones; es porque la apuesta es a largo plazo. Los tiempos que maneja la política partidaria son otros, son los proyectos inmediatos, son las plataformas electorales cada 2 años. Y no solo los tiempos, sino también las estrategias y los modos de intervenir la realidad son los que nos diferencias de las agrupaciones político-partidarias. Se trata de campos de acción distintos. Y en ese sentido, cuando en muchísimas ocasiones se le incita a la organización a pasar a la lucha partidaria, por haber logrado tantos consensos a nivel nacional entre personas de distintos barrios de todas las provincias del país, justamente contestamos que cual sería la necesidad de hacerlo. ¿Acaso por haber logrado un gran laburo territorial hay que “dar el salto” al plano partidario? ¿Acaso la lucha partidaria es una instancia superior al trabajo desde y con las bases? Nosotros pensamos que no es así.

- ¿Además del a- partidarismo qué otro principio consideran fundamental en “La Poderosa”?

El anonimato y la autogestión.
El anonimato consiste en apuntalar el trabajo colectivo sobre el individual, y para ello evitar la utilización de nombres propios, sobre todo frente a los medios de comunicación. La elección consensuada del anonimato tiene diversas razones. Hay dos de ellas que son fundamentales. Por un lado, es sabido de sobra que ciertos medios de comunicación que no van de la mano con los intereses de agrupaciones sociales que buscan una transformación, muchas veces, movidos por intereses de diversas índoles, apuntan a desarmar esa organización. Y para desarmarla, nada más simple que identificarla con una persona, deslegitimar a esa persona por situaciones de su vida privada, y luego unir eso con el trabajo de toda una organización (que en este caso, en el de La Poderosa, excede ampliamente a cualquier individuo que la integre) y tumbar e invalidar todo ello.




Como segundo elemento fundamental de la decisión de ese anonimato, está la cuestión de la legitimación para hablar. ¿Personas que no son del barrio van a hablar por el barrio? ¿quiénes constituyen las cuerdas vocales del barrio, sino sus propios vecinas y vecinos? Justamente frente a este segundo aspecto, que en un principio frenaba la intervención de La Poderosa en los medios de comunicación, es donde la organización ha encontrado una idea que luego fueron hechos y, al cabo de unos años, realidad arrasadora: La Garganta Poderosa. ¿Si quienes no son habitantes del barrio deciden no hablar en nombre propio y si, además, apostamos a que el barrio pueda utilizar sus cuerdas vocales para decir, para tener esa voz que históricamente ha sido silenciada, porque no crear un medio que permita vehiculizar eso?

- ¿Qué es entonces La Garganta Poderosa?

Es el medio de comunicación que tiene la organización de La Poderosa. Es la voz de los barrios la que cuenta su realidad, la realidad de los barrios y también la del país y del mundo, pero desde esa visión popular, sin intereses externos, sin individualismos. Consenso, acuerdos. Siempre. La Garganta comenzó con su ya clásica revista (la cual traemos a San Francisco, para quienes estén interesados), continuó con su Facebook, Twitter y ahora tiene también Instagram, el cual es manejado por la juventud que integra la organización.

Asamblea autogestiva

“Decidimos ser autogestivos, razón por la cual hay que generar los ingresos necesarios para poder llevar adelante la inmensa cantidad de actividades que se van planificando. Por eso, poder contar con el apoyo material de la sociedad a través de donaciones, reviste una importancia fundamental. En la ciudad de San Francisco, existen personas, negocios y grupos que lo hacen desde el más absoluto anonimato, y a ellos les agradecemos muy genuinamente.  

En síntesis, el Apartidarismo Político, el Anonimato y la Autogestión, son los diversos componentes de un mismo núcleo, el núcleo fundamental de las bases sobre la cual se asienta la organización. Luego de eso, surgieron una inmensa cantidad de espacios y actividades: El Frente de Géneros Villero/Barrial, la Comunicación Popular, la Economía Popular (y su consecuente creación de cooperativas), las coordinaciones de Educación Popular, de Deportes, de Cultura, de juventud, de Lucha contra la Represión, etc. 

Por consultas, donaciones o intereses para sumarse a este colectivo, contactar al teléfono número 3564-501044.