San Francisco, Córdoba
13 junio, 2024
Radiocanal

Las ventas de productos de consumo masivo cayeron un 8,9% en los pequeños comercios

Según consultoras privadas, los productos de primera necesidad sufrieron una disminución de 1,1% en febrero y acumularon un 1,4% interanual.
Miércoles 22 de marzo 2023 | 08:28 Hs.
Los indicadores económicos que analizan el nivel de consumo mostraron que las ventas de febrero de artículos de consumo masivo -alimentos, bebidas, higiene y limpieza del hogar- sufrieron una caída de 1,1% y como resultado el acumulado del año quedó con un descenso de 1,4%, según los datos de la consultora Scentia que releva precios en grandes cadenas y pequeños comercios de cercanía.

Sin embargo, la caída no es pareja: mientras que las ventas en los autoservicios -los comercios más chicos o de cercanía- cayeron un 8,9% interanual, los grandes supermercados mantienen su tendencia positiva con un crecimiento de 8,3% en el mismo período. Si se toman sólo los autoservicios de la zona del AMBA la caída es de 10,2%.

La brecha entre comercios en alza y otros en caída se explica por las bases de comparación con respecto a febrero del año pasado -cuando la situación era inversa- y también, en gran medida, por la acentuada diferencia de precios, explica el informe de Scentia.

En detalle, las principales caídas se dieron en el rubro artículos de limpieza de la ropa y del hogar (8,6%) y productos como golosinas y snacks (5,5%). En tanto, los únicos rubros que registraron números positivos fueron bebidas sin alcohol (7,9%) y congelados (0,6%).

Una de las principales causas es la aplicación del acuerdo de Precios Justos, un programa oficial que solo abarca a las principales cadenas de supermercados. Además de la lista de casi 2.000 productos con precios fijos hasta junio que forman parte del acuerdo, hay un tope de aumento del 3,2% mensual para los aumentos del resto de los productos comercializados por las empresas que firmaron el convenio.

En cambio, en los comercios de cercanía, los aumentos que aplican las empresas son más altos, lo que incrementa el nivel de diferencia de precios. En la Secretaría de Comercio afirman que hay “rentabilidad cruzada” de las compañías, que suben por fuera del acuerdo para compensar los beneficios que pierden por participar del programa.

En esta línea, el informe mostró que muchos consumidores modificaron sus hábitos de consumo, volcándose en mayor medida al canal supermercados ya que ofrecen precios más convenientes.

Por su parte, un análisis de la consultora Ecolatina concluyó que, desde la puesta en marcha del programa de Precios Justos, la diferencia entre los aumentos de precios en los distintos canales -supermercados o autoservicios- es notable: por ejemplo, en el canal tradicional (comercios pequeños) el precio del agua creció 10 puntos porcentuales por encima del canal moderno (super e hipermercados); los fideos, 9 puntos y la leche, 7 puntos.

“Esta brecha entre los aumentos de productos de consumo masivo incluidos en Precios Justos que se venden en supermercados y los que se consiguen en comercios de cercanía o pequeños autoservicios genera un impacto más severo sobre los sectores más vulnerables”, explicaron desde la consultora.

Según la última Encuesta de Gasto de los Hogares los hogares del 10% de menores ingresos destinan sólo el 15% de sus gastos en alimentos y bebidas al canal moderno (grandes cadenas), mientras que ese porcentaje crece a 45% en los hogares del 10% de mayores ingresos.

Otros indicadores

Durante febrero, según los datos del Indicador de Consumo (IC) que analiza la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), el nivel de consumo de los argentinos mostró un aumento de 0,8% en la comparación interanual y un retroceso desestacionalizado de 1,7% frente a enero, cuando se descuentan los efectos habituales durante el año.

Este nuevo indicador desarrollado por la CAC comenzó a mostrar la evolución del consumo de los hogares en bienes y servicios finales con una periodicidad mensual.


El Programa Precios Justos favorece a los grandes supermercados

“La dinámica es consistente con una macroeconomía que se encuentra en tensión y a una capacidad de compra de los hogares argentinos que mostró una nueva contracción en el segundo mes del año. De hecho, el IC se ubicó en febrero más de 1% debajo de la comparación con la prepandemia”, explicaron desde la cámara.

El rubro de indumentaria y calzado mostró en febrero una caída estimada de 16,8% internanual. Estos indicadores constituyen una muestra de la pérdida de dinamismo a lo largo de 2022 que paulatinamente se fue acentuando, acompañada de un encarecimiento relativo de los precios del sector en la comparación interanual.

Por otro lado, el rubro de transporte y vehículos mostró un crecimiento estimado del 3,2% interanual en febrero; sin embargo, se ubicó en valores de casi 4% debajo en la comparación con la prepandemia. “Esto se da en el marco de un proceso de desaceleración y enfriamiento del sector que continúa hasta el día de hoy, con patentamientos de autos y motos que apenas crecieron 1,8% y 3,3% interanual respectivamente”, señalaron.

En tanto, recreación y cultura aún muestra tasas de crecimiento significativas, con un avance estimado de 26,2% interanual en febrero como consecuencia de las abruptas caídas a raíz de la pandemia y un proceso de reapertura y recuperación que fue más lento que en otros sectores.

Fuente: NA
© 2024 Radiocanal - Todos los derechos reservados