Internacionales | Sociales 11/06/2021  17:00 hs.

Osama, el aterrador cocodrilo de cinco metros que asesinó a 80 personas de un pueblo

 

El animal de casi cinco metros mantuvo aterrorizada a la población de un pueblo de Uganda durante 14 años; las víctimas eran principalmente niños y los lugareños creían que se trataba de Satanás



El lago Victoria ubicado en Uganda está considerado el más grande de África, pero también el segundo más imponente en el Mundo. El espejo de agua podría ser un atractivo turístico por sí solo, si dentro de él no hubiese existido una bestia que aterrorizó a la población de Luganga entre 1991 y 2005.

Osama, un cocodrilo de 4,8 metros fue el responsable de la muerte del 10% de la población, en su mayoría, niños. Por ello, a este reptil de aproximadamente 75 años se le adjudica la desaparición y asesinato de 80 personas del pueblo aislado de ese país africano.

Los lugareños afirmaban que el cocodrilo en cuestión era inmortal, emergía del agua, atacaba las balsas y arrebataba principalmente a los niños que viajaban en ellas, o se acercaba hasta la orilla a esperar a los pequeños que llegaban a llenar cubos de agua para llevar a sus hogares. El animal fue apodado con el nombre del terrorista jihadista saudí, Osama ben Laden, quien estuvo detrás de los ataques a las Torres Gemelas.

Para los ciudadanos, Osama era “inmortal” e incluso decían que eran el mismísimo “Satanás” por su instinto asesino y sed de sangre constante. Paul Kyewalyanga, uno de los testigos de los ataques feroces del reptil contó al Sídney Morning Herald la forma en que la bestia emergió de agua, atacó la balsa y asesinó a su hermano, Peter. “Osama salió del agua verticalmente y cayó al bote. La parte trasera del bote en el que estaba yo sentado estaba sumergida. Sujetó la pierna de Peter con sus mandíbulas y comenzó a tirar de él, tratando de meterlo en el agua”, relató.

“Peter atrapó al cocodrilo y gritó. Lucharon durante unos cinco minutos hasta que escuché un sonido desgarrador: ‘Me rompió la pierna’. Luego Peter se soltó y fue sumergido a la profundidad del lago. Unos días después encontramos su cabeza y brazos”, dijo.

En 2005, después de una exhaustiva búsqueda para cazar a la temible bestia que mantenía aterrorizada a la población, lograron capturarla gracias a un cebo que idearon los aldeanos para atraerlo. Durante siete días y siete noches, un grupo de 50 hombres, entre ellos autoridades de vida silvestre atrajeron al animal con un par de pulmones de vaca como cebo, que estaban adheridos a una trampa.

Así, las autoridades finalmente pudieron tener el control de Osama que fue llevado a un programa de cría y engorde de cocodrilos para reproducirlo.








Institucional

Conocé nuestra empresa en toda su extensión.

Ingresar

FM CONTACTO
Profesionales

Accedé a la Guía de Profesionales de San Francisco.

Ingresar