Internacionales | Sociales 14/01/2021  08:09 hs.

Brasil recibirá 10 millones de la vacuna rusa Sputnik V a partir de enero

 

A través del laboratorio União Química, acordó con el Fondo Ruso de Inversión Directa el suministro de 150 millones de dosis para todo 2021. También la podrá producir en su planta de Curitiba.


A medida que avanza 2021, nuevos acuerdos para la distribución de vacunas contra la enfermedad COVID-19 están avanzando entre países. El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, el fondo soberano de la Federación Rusa) y el laboratorio União Química, una de las principales compañías farmacéuticas brasileñas, acordaron el suministro a Brasil, en el primer trimestre de 2021, de 10 millones de dosis de Sputnik V, la primera vacuna contra el coronavirus registrada en el mundo. Las primeras entregas se realizarán en enero. Además, Rusia suministrará 150 millones de dosis de la vacuna Sputnik V a Brasil a lo largo de 2021.

Dicho acuerdo se alcanzó hoy durante una reunión entre el director general de RDIF, Kirill Dmitriev, y Fernando de Castro Márquez, presidente de União Química. Durante la reunión, las dos partes discutieron asuntos clave referentes a la cooperación en torno a la vacuna Sputnik V y otros esfuerzos conjuntos para combatir la pandemia de coronavirus. Como parte de esta colaboración con União Química, RDIF brindó apoyo integral a la transferencia tecnológica necesaria para la producción de la vacuna Sputnik V en Brasil, incluida la provisión de documentación y biomateriales. Ya se ha iniciado la producción local de vacunas.

“Los socios de União Química fueron de los primeros, en todo el mundo, en expresar su interés en la vacuna rusa Sputnik V. Por nuestra parte, estamos listos para una cooperación integral en lo que concierne a su suministro y producción en el territorio de Brasil, para poder iniciar la vacunación de la población del país. Sputnik V es una vacuna segura y eficaz contra el coronavirus, basada en una plataforma de vectores adenovirales humanos comprobada y bien estudiada. Varios países de América Latina ya están vacunando a sus poblaciones con Sputnik V y esperamos que Brasil se una a ellos en las próximas semanas”, expresó Dmitriev tras sellar el acuerdo.


La planta tecnológica Tecpar, en Curitiba, Parana será la encargada de elaborar la vacuna contra COVID-19, Sputnik V - Reuters

RDIF y União Química presentarán esta semana una solicitud para la aprobación de la vacuna Sputnik V por parte de los reguladores brasileños bajo autorización de uso de emergencia (emergency use authorization). La vacuna ya ha sido aprobada de acuerdo con este procedimiento en varios países, incluidos Argentina, Bolivia, Argelia, Serbia y Palestina. Los empleados de la Embajada de Brasil en la Federación Rusa están siendo actualmente vacunados con Sputnik V.

Dmitriev y Castro Márquez también hablaron de la cooperación entre Rusia y Brasil dentro del grupo de los BRICS. Los socios presentarán una iniciativa para crear un grupo de trabajo de los países BRICS para la lucha conjunta contra el coronavirus y la cooperación en materia de vacunas. La delegación de União Química también visitará en los próximos días los sitios de producción de la vacuna Sputnik V como parte de una visita a Rusia.


Un trabajador médico sostiene una ampolla de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus en Serbia. FOTO DE ARCHIVO. Enero, 2021. REUTERS/Fedja Grulovic

Características de la vacuna rusa

Sputnik V no posee ningún elemento del coronavirus en su composición, se presenta en forma liofilizada, es decir, como un polvo que se mezcla con un excipiente para disolverlo y luego administrarlo por vía intramuscular.

El fármaco utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad5 y Ad26, para una primera y una segunda inyección. Sin embargo, Sputnik V no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales humanos que no son capaces de multiplicarse y son completamente seguros para la salud.

Los “vectores” son vehículos que pueden introducir material genético de otro virus en una célula. El gen del adenovirus, que es el causante de la infección, se sustrae y en su lugar se inserta un gen con el código de la proteína de otro virus. El elemento insertado es seguro para el organismo y ayuda al sistema inmunológico a reaccionar y producir anticuerpos que nos protegen de la infección.


Las ventajas de Sputnik, según su fabricante:

- La eficacia de Sputnik V es superior al 90%, confiriendo protección total contra casos graves de COVID-19.

- La vacuna Sputnik V se basa en una plataforma probada y bien estudiada de vectores adenovirales humanos, éstos son los causantes del resfriado común y la humanidad ha convivido con ellos durante miles de años.

- Utiliza dos vectores diferentes, uno para cada una de las dos inyecciones requeridas para la inmunización, lo que proporciona una inmunidad más robusta que las vacunas que utilizan un solo mecanismo de administración para ambas inyecciones.

- La seguridad, eficacia y ausencia de efectos negativos a largo plazo de las vacunas adenovirales han sido demostradas por más de 250 estudios clínicos, realizados en el transcurso de dos décadas.

- Más de 1,5 millones de personas ya han sido vacunadas con Sputnik V.

- Los desarrolladores de la vacuna Sputnik V están colaborando con AstraZeneca en un ensayo clínico conjunto para mejorar la eficacia de la vacuna de AstraZeneca.

- Ha sido aprobada en Rusia, Belarús, Serbia, Argentina, Bolivia, Argelia y Palestina y se ha iniciado el proceso para su aprobación en la UE.

- Sputnik V no causa alergias fuertes

- La temperatura de almacenamiento de Sputnik V, entre + 2+8 C, significa que puede almacenarse en un refrigerador convencional sin necesidad de invertir en infraestructura adicional de cadena de frío.

- El precio del Sputnik V es de menos de 10 dólares por inyección, lo que la hace asequible en todo el mundo.

Fuente: Infobae








Institucional

Conocé nuestra empresa en toda su extensión.

Ingresar

FM CONTACTO
Profesionales

Accedé a la Guía de Profesionales de San Francisco.

Ingresar